Qué
  • Alojamiento
  • Aventura
  • Cultural
  • Eventos
  • Restauración
  • Rincones
  • Ruta BTT
  • Ruta ecuestre
  • Senderos
  • Visitas guiadas
Dónde

La ruta El Charco Azul en Chulilla es un sendero ubicado en Chulilla, a tan solo 60 km de la capital de Valencia. Antes de todo, es importante mencionar que, aunque el lago es de color azul, no es el motivo de su nombre. Es un término árabe Azud, el cual indica la presencia de una pequeña presa en la zona, y que se usaba para regar las huertas del pueblo.

Respecto al recorrido de la ruta, no tiene una gran dificultad y es apta para todo el público.

Recomendaciones: Botas ligeras, ropa cómoda y agua.

Longitud: 2 -4 kilómetros

Dificultad: baja

Tiempo: 1h 30′

Itinerario Ruta El Charco Azul en Chulilla

El punto de partida es la plaza mayor del pueblo, plaza de La Baronía. Esta plaza da nombre a la antigua Baronía de Chulilla, instituida en 1274.

Desde la plaza y hacia la derecha, a pocos metros, veremos el cartel que nos indica la senda el Charco Azul. En la esquina veremos una tienda de embutidos caseros, seguiremos por las calles empinadas y estrechas de Chulilla hasta que finalmente salimos del pueblo. A continuación, encontraremos una senda, que nos llevará hasta el Cañón del Río Turia. Al principio, este sendero es amplio pero al bajar al río se estrecha. Una vez nos encontramos en el cañón,  podemos observar las impresionantes paredes rectas formadas por la erosión del río, algo que nos sorprenderá a lo largo del recorrido.

Numerosas vías de escalada.

En este trazado del Cañón, veremos las numerosas vías y zonas de escalada que hay en Chulilla, una de las mejores zonas de escalada de la Comunidad Valenciana. En unos 40 minutos encontramos el Charco Azul, un remanso natural del Turia que impresiona tanto por su amplitud como por la tranquilidad de sus aguas.

Ya en el Charco Azul veremos unas pasarelas ancladas a la pared. Dichas pasarelas están en muy mal estado, por lo que no hay que intentar cruzarlas ni subirse en ellas. Actualmente están cerradas y no se debe acercar a ellas.

Hasta la llegada al Charco Azul en Chulilla, podremos encontrar una serie de instalaciones realizadas a principios de siglo para aprovechar el agua. Dichas conducciones atraviesan el subsuelo del pueblo y llevan el agua hasta la central de luz, que está a 4 kilómetros de Chulilla. Estas instalaciones tienen su comienzo en el propio Charco, y es por este motivo por el que en todo este trazado el río lleva un menor caudal de agua.

De vuelta a nuestro punto de partida, podemos escoger dos caminos:

  • La primera opción, volver por el mismo camino
  • La segunda opción es, antes de llegar al Charco Azul, cruzar por la pasarela al otro lado  del río y seguir la senda perfectamente visible. Por ésta senda cruzaremos 3 pasarelas antes de volver al pueblo. Esta vuelta supone un total de 1,5 km más, ya que el cañón nos llevará a subir por el lado opuesto a la salida.

Vistas a distintos remansos.

De vuelta, pasaremos por otros remansos donde poder disfrutar de sus aguas, como pueden ser:

  • La Peña La Judía,
  • El Remanso las Mulas,
  • Las Canales. Sobre este remanso, observaremos “La Cueva del Gollisno” y encima de esta cueva veremos el barranco que nos llevaría a otra cueva, “La Cueva del Tesoro”.

Poco a poco aparecerá de nuevo el pueblo y, tras un ascenso por sus empinadas calles, llegaremos a nuestro destino inicial.

Q ¿Puede venir mi hijo de 7 años?

Con un poco de motivación para los principiantes sin ningún problema, si esta acostumbrado a andar será sencilla la ruta.

Q ¿Se puede comer cerca?

Si, en Chulilla hay numerosos restaurantes y bares donde poder degustar la gastronomía local.

Q ¿Puedo llevar a mi perro?

Es una ruta sencilla por lo que el perro la podrá hacer sin problemas, pero no olvides llevarlo siempre atado por respeto a los demás y su seguridad.

Your request has been submitted successfully.

Additional Details